Historia del gremio

Maragatería

El termino “Maragatería” no lo encontramos hasta el siglo XVI, hasta entonces se habla siempre de La Somoza. Parece que los “maragatos” solo eran los arrieros, y que el nombre con el que se los conocía dio nombre a todos los habitantes de la zona, por ser los maragatos los más conocidos de La Somoza.

 

Pues bien, dado que hasta el siglo XIX, la red de caminos de ruedas era muy escasa en España, casi todo el transporte de mercancias tenía que hacerse con recuas de mulos, que llegaban allí donde no podian hacerlo ni los carros ni las carretas, por lo que el arriero se convertía en alguien imprescindible.

Carros y carretas formaban cuadrillas de hasta en ocasiones una treintena. La jornada solía ser de unas tres leguas por día, más o menos quince kilómetros, y eso es la mitad que las recuas. La carretería trabajaba de abril a diciembre, descansando el ganado el resto del año, así que los arrieros eran de una extrema necesidad durante la mayor parte del tiempo y, sobretodo, en lo que se refiere a las mercancias de alimentación. Por ello, el viaje que hizo George Borrow por Castilla la Vieja, en 1842, le hace decir:

"¿Y quién viaja por estas comarcas? Principalmente los arrieros y sus largas recuas de mulas, enjaezados con campanillas de monótono tintineo, verdaderos señores de las rutas de España, más respetados en estos caminos polvorientos que los duques y los condes… particularmente al norte de la cordillera divisoría de ambas Castillas, pasan los maragatos, en cuadrillas de cinco o seis, dormitando, o simplemente echados en el lomo de sus gigantescas y cargadísimas mulas, bajo los rayos de un sol achicharrante."

Contacto

LA BOUTIQUE DEL PESCADO

C.C. Los Olivos, Local B-5,

Collado-Villalba, 28400, Madrid

 

Teléfono:     

918 492 034

E-mail:         

contacto@laboutiquedelpescado.com

Colaboradores